Temas

contrabando [46 resultados]

Archivo Fragmento Otros temas del fragmento Sumario
D-001 A07 anécdota Lo que les ocurrió una vez haciendo contrabando.
D-001 A08 anécdota Una vez que ya andaban con los paquetes, les empezaron a disparar y estos soltaron los paquetes para escaparse corriendo.
D-003 A12 El hombre despúes de venir del servicio militar, se ocupó de la casa. El contrabando se hacía en la muga de Oyarzun.
D-035 A05 anécdota - Guerra civil - molino - hambre Anécdota de la época que hacían contrabando. Cosas con las que hacían contrabando. Ellos también pasaron hambre al final, ya que también cerraron los molinos. Con veinte años se fue soldado.
D-039 A04 Había contrabando desde Urepel hasta la venta de Ultzama.
I-028 B02 Hablan de varias personas: el tratante "moro Juan". Se hacía mucho contrabando en la zona. En Alkotz más, ya que había tratantes. A Ultzama llegaban por Belate.
I-034 B07 anécdota Tuvo que ir al cuartel durante quince días. Él dice que no había hecho nada pero ellos querían que declarara. Andaban en el contrabando.
I-095b B07 No tenían muchos problemas con los carabineros. No se hacía mucho contrabando. Pasaban caballos y yeguas.
II-002 A04 Guerra En época de Guerra, trabajaban también de noche. Había más trabajo porque los de Orbaitzeta también iban allí. Algo de contrabando también hacían a la noche.
IR-011a A10 Únicamente del contrabando no vivía nadie, era un complemento del trabajo de cada uno. Antes de empezar la Guerra, se llevaba harina, maíz, bebidas alcohólicas, aceite. Pero a medida que la Guerra avanzó, aquí no había y se traía de allí harina, azúcar, café, aceite.
IR-016 A07 Al ser pobres de noche hacían contrabando. Después se ayudaban mutuamente y lo hacían por tramos, de manera que ganaban más. Nadie se ha enriquecido con esto, pero sí pasarlo mal. Si se compraban los jefes de los guardias, no había problema, pero no todos se vendían.
IR-022b B10 anécdota A él y su hermano una vez que estaban llevando unas mulas de contrabando, se les escapó una. Después se echó la niebla y se perdieron. Por fin, encontraron a los otros que también habían andado perdidos e hicieron el trueque. Las que hicieron a la vuelta.
IR-022b B07 localidad: Pamplona - oficios: tratantes Más tarde, iban a Pamplona todos los sábados, a ver chicas bonitas. En el Café Iruña se juntaban todos los de los pueblos y allí se hacía algo de contrabando y también muchos tratos con los tratantes. Siempre deseoso de que llegara el sábado. Eran todos euskaldunes de la parte de montaña de Navarra.
IR-022b B09 Ahora en Abaurrea Alta no se hace contrabando, pero antes hacían. Pasaban ponis. Antes de la Guerra, se traían mulas de Francia, porque eran más grandes que las de aquí. De aquí se llevaban las mulas viejas que no valían para trabajar, para que allá se usaran para carne.
N-023 A03 En su época de juventud no hacían otra cosa que contrabando. Café, alguna bicicleta, piel de vaca, chatarra y cosas de valor. Se ganaba más que de ninguna otra manera. Al final iba hasta el hijo del sargento.
N-023 A04 anécdota Nunca lo cogieron, pero caerse y romperse la clavícula sí que le pasó. Solía haber también tiros y mataron a dos hombres.
N-023 A05 Hoy en día también se hace, pero no como antes. Antes fuera lo que fuera lo que pasaban les pagaban igual. En época de almendras, pasaban hasta sacos de cincuenta kilos. No pasaron muchas cosas de valor a la espalda, pero algún reloj también pasaron.
SM-007b B10 El contrabando es trabajo nocturno. Ellos lo recogían en el camino de mulos de Urepel o en la muga de Espinal y lo dejaban en San Pablo. Allí otro grupo lo recogía y lo llevaba hacia Aoiz. Pasaban caballos y yeguas y paquetes.
SM-007b B11 anécdota Una vez los vieron y les dieron el alto. Tiraron los paquetes pero a ellos no los pillaron. Algunos consiguieron salvar los paquetes.
SM-007b B12 anécdota Lo sucedido en el contrabando al padre de una mujer, una vez que le dispararon. Son momentos difíciles.
SM-007b B13 En aquellos paquetes pasaban nailon. Aquella vez se perdieron doce y los cogieron los guardias. Los paquetes iban a Barcelona. Pasaban paquetes de cincuenta mil pesetas. Una vez mataron a un primo suyo.
SM-011 A30 De contrabando traían café, nailon y caballos. Anécdota: el día que pasaron cincuenta mulos.
SM-011 A32 anécdota Venían de noche con las luces encendidas para que los vieran los carabineros. Alguien iba delante para prever la situación. Utilizaban el grito de búho como señal. Solían esconder en una casa el contrabando y en otra al contrabandista. Así nunca encontraban nada. Necesitaban el papel del secretario y para cuando el secretario llegaba a casa, el mensajero había llegado a la casa donde estaba el contrabando y lo cambiaban de lugar.
I-033b A1 Donde están los pueblos de alrededor de la muga y las tierras están en pendientes tan pronunciadas que es muy difícil trabajarlas. Por lo que la mayoría se meten en el contrabando.
I-007 B10 El café lo conseguían de contrabando, lo traían de Francia.
I-039 B08 varios De allí a Burlada a pie hay tres horas por el monte. Antes allí se hacía mucho contrabando.
SM-006a A03 Ha pasado muchas veces a Iparralde, haciendo contrabando. Normalmente no sabían qué llevaban, solían ser paquetes de unos veinticinco kilos. Les pagaban unas diez pesetas por noche. Lo cogían en Aldudesy lo llevaban a Mezkiritz. Les costaba tres o cuatro horas, ya que no iban por los caminos.
I-089 A04 anécdota Cuando andaban con los paquetes por el monte les tocaba también mal tiempo. Él anduvo más con ganado que con paquetes. La historia de un hombre: no acertó con la mercancía, fue desterrado, anduvo como guía. Un guardia civil empezó a pelear con un hombre de Ciáurriz, éste le quitó la escopeta y el guardia civil empezó a llorar. Estando pasando caballos del ejército desde Urepel, perdieron el camino y les empezaron a disparar desde una casa. Aqúel mismo dio parte y empezaron a dispararles en un pinar. Todo aquello por dos duros. Andaban muchos guardias civiles, pero aquellos también se vendían. Otra veces los guardias les quitaban los paquetes y cuando se dormían iban a hurtadillas y los recuperaban. Pasaban nylon, puntillas y café. Siempre ha habido espías para controlar a los guardias. Anécdota de un perro espía.
II-111a A08 Guerra carlista Vivían de la agricultura y la ganadería. Luego empezó el comercio y eso le ha dado mucha vida a la frontera. En 1530 pusieron la frontera. Y como lo hicieron sin preguntar, así actuó la gente de allá, con el contrabando, siguiendo con los trasiegos de mercancía de hasta entonces. Iban a comprar al sitio donde estaba más barato. Después de la guerra se pasaba sobre todo de Francia a España. Se pasaba de todo: alpargatas, telas, chocolate, azúcar, harina... Los tiempos de las guerras cCarlistas. El trato que les daban. Ellos no sufrieron aquello. No tuvieron que irse del pueblo. Para ellos el contrabando ha sido beneficioso. Altercados con los carabineros. Anécdota. Ahora no hay tanto movimiento. Ahora se pasa droga. En lugar de detener a los lugareños paran a los de fuera.
II-033b A07 anécdota En el contrabando pasaban también lana. Ellos no hacían contrabando, había hombres concretos para ello. Ellos cogían pan.
II-047a A01 Presentación: muchos labradores compraban ganado ellos mismos y luego lo pasaban al otro lado de la muga para venderlo. (03:00") Cómo empezó él con el contrabando: estuvo trabajando en una casa y empezó a vender huevos a escondidas con su amo. Necesitaban dos horas para llegar a Luzaide/Valcarlos con la cesta al hombro. Luego empezaron con el contrabando de caballos. Él conoció el contrabando de caballos de joven. Compraba los caballos en Donapaleu y los vendía siempre en hegoalde. Siempre hacían el camino de noche. Hasta Donibane no había problema. Solía ser cualquier clase de caballo. Pasaban cada vez siete u ocho caballos y lo hacían una o dos veces a la semana. (15:00") Una vez lo delataron. Estaba en una borda y mandaron al guarda. Lo que ocurrió. (19:25") Muchas veces los chivatos estaban pagados. Tenían señales especiales. Los colores y estrellas de los caballos. En el monte había ajetreo, pero no los confundían. Una vez en la muga los tratos no siempre eran iguales. Algunas veces se daba también el tener que volver atrás y tener que vender los caballos en Donibane. (25:15") Entonces se hacía dinero con la peseta. Los que pillaron, perder también perdieron, pero para el que tenía sitio y aunque era peligroso, merecía la pena. El que trabajaba en ello, cobraba según el riesgo que corriera. Se necesitaba un mozo para pasar los caballos, ya que se necesitaba a alguien que despejara el camino. Lo que le ocurrió a él. (31:50") Además de ser joven, había que tener muy claro que realmente quería hacerse y no tener miedo, ya que podía no haber ni estrellas. Sabía que algún día lo pillarían, y cuando llegó el día huyó a América. Para dedicarse a ese oficio hay que conocer el ganado. El contrabando se dio sobre todo en la Guerra. Luego fue desapareciendo o aminorando. Cuando estuvieron con los caballos la vuelta la hacían de vacío. El trato no se acababa en el momento, ya que les pagaban en los próximos días. Para ellos era lo mismo que les pagaran en pesetas que en francos. La peseta no se cambiaba en los bancos, éste era otro tipo de contrabando. En su época, además de contrabando de caballos había contrabando de muchas cosas. Hay quien a perdido la vida en ese trabajo y han sido muchos los que se han llevado buenos sustos y estado en peligro. (47:00") Despedida.
II-052a A01 mercancía Presentación. (01:30") Conoció el contrabando desde muy pequeño. Se pasaban muchos mulos, vacas viejas, ovejas, paquetes... por su borda. En los paquetes había botellas, tabaco, botones... Por parte de su madre todos eran contrabandistas. Los mulos llegaban de Hazparne y luego se pasaban "con cuerda". El contrabando de mulos. Empezó a trabajar de mozo a los diecisiete años. Antes de aquello hacía contrabado con yeguas. Los peones del contrabando eran agricultores. Las piezas de camión se llevaban a Guipúzcoa, Bilbao y Pamplona. Se pasaba también mucho cobre. Venía mucho contrabando también de Suiza. Los carabineros se vendían muy fácil. Los guardas no tanto. Había también paso de gente y judíos. Cuando estaban los alemanes y los américanos usaban unas letras hechas por coroneles euskaldunes, diciendo que estaban de pastoreo. Los alemanes mataron algunos contrabandistas, pero ellos los jóvenes, no tenían miedo.
II-052a A02 judíos (19:43") Nunca ha conocido ningún espía. Escondían a las familias judías en las chabolas de los viñedos. Se escondían allí por un día. Él no sabe cómo llegaban hasta allá. Al otro lado de la frontera, muchos iban andando a la parte de Elizondo. Allí eran libres. Cuando ellos eran jóvenes había chivatos. Cayeron muchos euskaldunes así. El paso de los judíos duro desde 1942 a 1944, que se fueron los alemanes.
II-052a A03 nylon (27:35") Después de la Guerra también había contrabando de ganado y de paquetes. Los de Sara y Aldudes lo preparaban con los españoles y se pasaba mucho nylon a Vitoria, Bilbao, Pamplona, Zaragoza y Barcelona. Se traía sin problema desde Luxemburgo y luego se pasaba mucho hacia Elizondo con camiones y coches. Él ha ido también a Barcelona. Se acabó en 1982, después de durar diez años. Se pasaba también mucho cobre. Se descargaba en los conventos de los frailes.
II-052a A04 portugueses Los portugueses no ganaban dinero en su país. En Francia, sin embargo, eran libres y los contrataban a todos para trabajar. Cómo salían de Portugal y pasaban la frontera. Había también algunos que pasaban creyendo que había trabajo y luego estaban sin poder encontrarlo. Una vez empezaba a trabajar el hombre entonces iba toda la familia. Siempre ha habido portugueses para pasar, pero en 1963 y 1964 hubo más que nunca.
II-052a A05 Muchos caseríos se han salvado gracias al contrabando. La agricultura no daba suficiente. Sara, Baigorri, Aldudes... han sobrevivido gracias al contrabando. El contrabando ha cambiado mucho. Hoy en día hay mucha porquería, droga y dinero. Él jamás haría contrabando de droga, aunque ya ha tenido ofertas. (46:10") Despedida.
N-020 A03 Otros se dedicaban al contrabando. Lo que más se traía de Francia eran puntillas. Nilon, carretes, hilo, angora, lana... Los paquetes pesaban 30-40 kilos. Casi siempre se hacía de noche y sin encender ninguna luz, pues se veía de muy lejos. Al principio hacían caminos muy largos. Luego los dividieron y repartieron. La mayoría se mandaba a Barcelona. A él le salieron los Guardias Civiles tres veces y como perdían los paquetes se quedaban sin la paga de esa noche. Los Guardias intentaban no disparar, para que los demás no supieran que estaban allí. En los sitios peligrosos iban de uno en uno, en los menos peligrosos de dos en dos.
D-072 A01 anécdota Hacían contrabando en la zona del Bidasoa. Anécdotas. Para cruzar el río Bidasoa se quitaban toda la ropa y se la ataban al cuello.
SM-006a A03 Ha pasado muchas veces a Iparralde, en contrabando. Normalmente no sabían qué llevaban, solían ser paquetes de veinticinco kilos. Les pagaban unas diez pesetas por noche. Los cogían en Aldude y los llevaban a Mezkiritz. Necesitaban tres o cuatro horas, ya que no iban por el camino.
II-119b A01 Sanfermines - oficios: tratantes - ferias: feria de caballos Presentación: la feria de caballos se hacía en Sanfermines. (02:30") El amor a los caballos le viene de pequeño, ya que se crió entre ellos. Los domingos iban a misa en carro de caballos. El padre era labrador pero también tenía caballos. Murió cuando él tenía dieciocho meses pero en casa todos amaban los caballos. Entonces los caballos no se subían al monte, sino que se tenían en casa porque los necesitaban para trabajar. Fue a la feria de Pamplona por primera vez en 1950. Desde entonces ha estado muchas veces. Iban los tratantes andaluces a vender caballos viejos y comprar jóvenes. Iban con toda la familia en caravanas. La feria empezaba el siete de julio y duraba tres o cuatro días. Solía haber también caballos de allí pero eran todos de contrabando, ya que no estaba permitido pasar la frontera. Los recogían los de Hegoalde y ellos trataban con los andaluces. Aquella gente era diferente, se decía que parecían gitanos, pero tenían dinero para comprar caballos. Se llevaban también muchos caballos de la zona de Baztan. Sobre el contrabando. (10:55") La manera de hacer tratos era muy diferente. Eran gentes de sitios cálidos y su modo de vida también era muy diferente. Él no ha aprendido a tratar, ellos sólo iban a ver. Encontrar sitio para dormir no solía ser fácil, pero siempre encontraban un granero para dormir. (12:50") Entonces los caballos eran sólo para el trabajo. Los del sur, solían venir mandados a comprar quince o veinte caballos, ya que entonces en España no había tractores. Por lo que en Pamplona se juntaban muchísimos caballos. Ahora la feria es diferente.
II-119b A03 animales: caballos Llevaban muchos caballos viejos a Francia para carne. Pasaban los caballos jóvenes de Iparralde a Hegoalde y los viejos de Hegoalde a Iparralde. Todo esto se hacía gracias al contrabando. Pasaban también vacas y otras cosas. Después de la Guerra en España no había nada y comían incluso los animales enfermos. Luego el consumo de la carne de caballo bajó porque le hicieron mala publicidad.
IR-019 A04 Durante la guerra civil estuvo tres años de legionario. Lo hirieron tres veces, pero no quiere contar nada. Tuvo que ir cinco veces a Francia para cobrar una deuda de contrabando, y consiguió cobrarla mediante amenazas.
IC-014a A11 Más o menos en todos los pueblos de Aezkoa se ha hecho contrabando, pero no creen que se haga ahora.
N-018a A01 Sin terminar.
II-176b A06 Cuando era joven, antes de irse a América, hacía contrabando de caballos y mulos. Se hacía contrabando de cualquier cosa. Generalmente pasaban por Irisarri y Esnazu. El recorrido. Cuando los guardias les descubrían se escapaban corriendo abandonando la carga, y entonces perdían el jornal. Les pagaban 5000 francos por cada noche, y quienes trabajaban de peón en las casas cobraban 2000 al mes.
II-162b B14 Contrabando.